domingo, 17 de abril de 2011

Mujeres suicidas



Siempre me he enamorado de la mujer equivocada. Aquella que tenía un pasado tortuoso y un futuro incierto. Madres solteras. Mujeres golpeadas. Mujeres con síntoma de abuso por anteriores parejas o por su familia. Mujeres que habían protagonizado un divorcio escandaloso. Mujeres pegadas a drogas duras, que entraban y salían de psiquiátricos dos o tres veces al año. Dependientes del alcohol y algunos fármacos. Mujeres con más de una enfermedad sexual. Mujeres arrogantes, voluptuosas, berrinchudas y posesivas. Mujeres que tenían más de una cicatriz en el alma. Mujeres expertas en prácticas amatorias filosas, que se dejaban degustar como un manjar. Mujeres de instintos primitivos, que amaban no hasta la muerte sino amenazando de muerte. Mujeres suicidas. Mujeres vampiro. Mujeres tan al borde del abismo como el agua que se despeña. Mujeres exhibicionistas, no de medias verdades sino de grandes mentiras. Mujeres con mil y un cuentos en una noche. Mujeres de claroscuros. Mujeres de rara belleza, que atraían otras miradas. Mujeres egocéntricas. Celosas. Despechadas. Exploradoras de nuevos placeres, de instantes mortales. Mujeres que lloraban de rabia más que de tristeza. Mujeres que jamás perdían, que reclamaban apuntándome con el índice. Mujeres capaces del indulto. Mujeres tatuadas. Mujeres rencorosas y vengativas. Que confiaban en el amor como en una inagotable cifra. Mujeres tan feministas. Mujeres misóginas. Mujeres que me hacían llorar de tristeza más que de coraje. Mujeres autocomplacientes. Mujeres que amaban el chocolate por sobre todas las cosas. Mujeres anticlericales, pero místicas. Mujeres de izquierda, políticamente incorrectas. Mujeres que mis amigos preguntaban, ésta de qué pie cojea, y que mi familia miraba de soslayo. Independientes como una isla. Mujeres guerreras, que me mostraron el mundo como un campo minado. Mujeres araña, con red en la entrepierna. Mujeres cuarto de milla. Abeja reina más gran que mi sueño de poseerla. Mujeres con un mundo propio, cielo e infierno incluido. Mujeres que no viajan, se mudan. Mujeres que destruyen lo que tocan. Mujeres que reconstruyen lo que sueñan. Mujeres promiscuas. Pornógrafas. Soñadoras. Mujeres solas. Mujeres imperfectas. Mujeres ambiguas. Mujeres depresivas. Mujeres que me pedían con la mirada que las rescatara. Mujeres que al tratar de rescatarlas me salvaba a mí de mí mismo.


___________________


Rodolfo Naró, Tequila, Jalisco, 1967. Poeta y narrador. Su novela El orden infinito, fue finalista del Premio Planeta 2006. www.rodolfonaro.com


Foto: Chema Madoz. http://www.chemamadoz.com/

21 comentarios:

rossysarai dijo...

Wow!!

me he quedado sin habla...

Jamás alguien habia descrito lo que tú... lo que determina o engloba el conflicto central de cada mujer... no no no, genial! bravo!!
me encantó!!

con lo anterior me pregunto,¿Cuál será mi descripción si alguien lo hiciera...?

muchisimos besos
Dany

Dany Book dijo...

por cierto, lo anterior es mio: Dany

besos de nuevo!

Anónimo dijo...

Hola Dany,
como te decía en Facebook, todo es verdad. Sólo espero que a fin de año salga Cállate niña, mi nueva novela. Exploré en mi lado femenino y la escribí como mujer, desde el abandono amoroso. Cómo vive y siente una mujer el desamor.

Besos,
Rodolfo

Leticia Sandoval dijo...

Hola Rodolfo.
Mujeres muy diferentes, y sin embargo, con algo en común.
Tú!
Un abrazo.
Leticia Sandoval.

Anónimo dijo...

Auch!!! Casi duele tanta exactitud.

Chueca Perfecta!!!

Montserrat

Dany Book dijo...

Exacto!

Tragedia y dramatismo, van de la mano de la mayoría de las mujeres, éstos mismos causados por el sexo opuesto.

Súper genial lo de tu prox novelaa!! muero por leerla!!... estoy segura que me identificaré con ella... así como ha pasado con la mayoría de tus escritos...

Besos
Dany

Rodolfo Naró dijo...

Hola Leticia,

qué gusto que me sigas leyendo. Cómo va tu nuevo poemario. Avísame cuando regreses de Canadá.

Besos,
Rodolfo

Rodolfo Naró dijo...

Hola Montserrat,

así me dolió a mi al escribirla.

Besos,
Rodolfo

Rodolfo Naró dijo...

Dany,
tragedia y dramatismo causado por el sexo opuesto y viceversa, te faltó agregar. Espero que sí salga Cállate niña este año, estoy esperando resolución de la editorial, pero son tan lentos...

Besos,
Rodolfo

Angélica Meza dijo...

Y como vivimos el abandono amoroso segun tu experiencia suicida? Y si el abandono realmente no fue abandono?
Besos

Miss Lego dijo...

Wow, me impresiona este post. Me pregunto si todas esa ideas las tuviste mientras escribias o te tomo algo de tiempo juntarlas. De cualquier manera, esta buenisimo.

Rodolfo Naró dijo...

Angélica,
creo que las mujeres viven el abandono con la entrña, con las viseras.

O cuéntame tú,
Rodolfo

Rodolfo Naró dijo...

Hola Miss Lego,
hay un Starbucks en la esquina de mi casa al que voy muy seguido y el viernes a las 7 de la noche me fuí ahí a leer, a pensar qué escribir para postear el domingo. Así entre página y sorbo de café, pensé en mis ex y en menos de media hora escribí la Chueca, primero en el mismo ticket del St. cuando ya no me cupieron las letras, pedí otro, luego otro y otro. Se me venían las ideas y las palabras con el mismo torrente como la lluvia que afuera azotaba las calles. Al bajar la tormenta caminé hasta mi casa y ya en la compu le di forma y secuencia.

Saludos,
Naró

Angélica Meza dijo...

Tu visiòn del abandono es muy reducida por que se inscribe al abandono de un hombre a una mujer y eso, es sòlo un matiz dentro de una gran escala de grises.

Rodolfo Naró dijo...

Angélica,
si hay gran variedad de abandonos, hasta el abandono de uno mismo que me parece el peor de todos, pero eso es tema para otra Chueca.

Saludos,
Naró

Angélica Meza dijo...

O el abandono como ausencia de limites como cuando te abandonas en unos brazos y olvidas tu nombre mientras te besan; o el abandono ante la imposibilidad como cuando tu cuerpo se enferma y los méidcos te dicen vas a estar bien y cierras los ojos en el quirofano sin saber si volveras a despertar entre la posibilidad y el dolor; o el abandono a los miedos y el rigos y simplemente te avientas a la resbaladilla, libre, entre carcajadas.
Ves? El abandono es amplio, y a veces canibal
XD

Rodolfo Naró dijo...

Hola Angélica,
me gustan por ciertos, todos los abandonos que enenumeras y sobre todo el final de tu respuesta, lo caníbal. ¿Hasta dónde somo caníbales con nosotros mismos? Si engordamos en exceso, si dejasmo trunco nuestras escuela o idiomas, si no nos cuidamos y enfermamos, ese abandono también es caníbal, pues nos autodevoramos.

Saludos,
Naró

Grupo TCII 2010-2 dijo...

qué es eso de mujeres que amaban el chocolate por sobre todo lo demás?!?!?!

Ludivina Perez Aguilar dijo...

Querido Naro:
La ultima vez te conte de la envidia que me provocabas y el dolor de barriga. Ahora te cuento que te he odiado sinceramente, espontaneamente, mientras me hacias reir leyendome en tus mujeres suicidas. Sigo buscando y todavia no encuentro al cobarde Naro que has mencionado.

DESDE MI CAMA dijo...

Hoy te encontré y nunca había escuchado o más bien leido tanta verdad junta. Es cierto, eso y posiblemente más somos las mujeres. Cientos de años hemos dejado que otros elijan nuestrs vidas, nos revelamos pero no hacemos mucho por cambiarlo, te juro que me molesta tanta complejidad de algo que nosotras pudieramos convertir en bello, nuestras vidas tal y como las queremos. Un abrazo

Rodolfo Naró dijo...

Hola Desde tu cama,

celebremos el 20 de junio como el aniversario de nuestro encuentro. En relación a lo que dices que las mujeres han dejado que otros decidan, estoy de acuerdo contigo, y lo he analizado mucho, en qué momento se desvirtuaron las costumbres y la mujer dejó de ser independiente y comenzó a ser sometida y agredida por el hombre, si ella es el origen de todo. No lo sé, pero estoy tras la pista.

Saludos,
Rodolfo Naró

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails