domingo, 26 de junio de 2011

Historia de mi llanto


Recuerdo muy bien la última vez que lloré. Fue el 26 de diciembre del 2003, Edith, la novia que tenía en ese entonces me dejaba, lleno de pánico y herido en mitad de mi cama. Fue un llanto incontenible, ahogado, que duró tantas horas hasta lograr agotarme. No he vuelto a llorar así, con el tiempo y la edad he ido perdiendo la fácil capacidad del llanto. Cuánta falta me hace. Extraño perder el control y dejarme llevar por mis emociones, por ese impulso infantil.

¿Acaso cuando era niño lloré tanto que ahora ya no me queda histrionismo? Recuerdo que mis berrinches eran memorables, siendo el menor de cuatro hijos no quería perder de vista a mi madre. Lloraba toda la tarde, cuando por fin me callaba y la oía decir, que ya era tiempo de que parara, yo le contestaba que no, que solamente estaba descansando y volvía a empezar.

Lloraba por el juguete arrebatado, por peleas inútiles con mis hermanos, por caprichos. Lloraba porque no sabía de pudores ni vergüenzas, porque el llanto de un niño no despierta curiosidad ni morbo en la gente. Lloraba porque podía hacerlo en cualquier parte sin ocultarme y sin que nadie mirara con asombro. ¿Cuántas veces he visto llorar a un hombre por la calle? Nunca. ¿Cuántas veces he visto llorar a mis amigos, a mis hermanos, a mi padre? Nunca. ¿Será que los hombres vamos perdiendo ese desahogo con el paso de los años?

No lo sé, pero siempre me ha maravillado la facilidad que tienen las mujeres para llorar, para expresar con lágrimas su amor o su rabia. Su desdicha o abandono, como escudo de defensa o arma de ataque. Ahora tengo que valerme de la oscuridad de una sala de cine para poder llorar. Anónimamente contengo una espiral de llanto que voy soltando poco a poco y con la medida exacta de terminarlo antes de que enciendan las luces. Sólo pequeñas historias que se me cruzan día a día me vuelven a arrebatar la calma. Sin llegar a desbordar la lágrima.

Pero nunca el histérico llanto de mocos y lágrimas, o el sufriente y anegado de sollozos, o el pavoroso de quien grita con la fuerza de querer recuperar el aliento. El llanto de la felicidad que convida a la risa y el de aquel que ríe tanto que termina llorando. Nunca el llanto del orgasmo, ni el oscuro llanto sin lágrimas, como una tormenta sin lluvia alumbrada de relámpagos. Envidio a las mujeres que han estado a mi lado y que siguen con su capacidad intacta de llorar, de descargar el alma de recuerdos.

Así como en la infancia se aprende a amar, a comer a ciertas horas, se acostumbra al cuerpo a dormir o a hacer ejercicio, también deberíamos aprender a llorar. Decir: voy a mi taller de llanto, o te presento a mi profesora de lágrimas. Saber encausar las emociones y que nadie nos reprima cuando nos vean llorar. Si alguien ve a otro lamentándose a mares, que no lo detenga. Los demás creen que el mejor consuelo es decirle que ya no llore, que se calme, cuando lo ideal es lo contrario y debemos ayudarlo a que suelte. Quizá sería bueno tener nuestra rutina de llanto cada cierto tiempo, nuestro muro de los lamentos, y no esperar que la muerte o el abandono en mitad de una cama, nos llene de nostalgia el sentimiento. Sólo así empezaremos a recuperar lo que hemos podido.


____________________
Rodolfo Naró, Tequila, Jalisco, 1967. Poeta y narrador. Su novela El orden infinito, fue finalista del Premio Planeta 2006. www.rodolfonaro.com

12 comentarios:

DESDE MI CAMA dijo...

Se ha hecho común ver el llanto como particular exclusiva de la naturaleza en la mujer, sin embargo cuando vemos a un chico soltar el llanto, nos despierta tenura y deseo de consolarle. Creo que es cuestión de condiciones, va de llanto a llanto, como cuando le dices a tu pareja después de 25 años de tolerar ciertas actitudes, que no le quieres más en tu vida, eso me descompone. En lo personal he visto llorar a hombres hechos, con la vida resuelta, derramar lágrimas por el amigo que ha partido, les he visto con cierto asombro, porque con mis años vividos nunca había presenciado una escena tal, y fue en los funerales de mi padre. Yo no sabría decir si fue un gran hombre, porque finalmente soy su hija, pero si sé que fue un gran amigo y la muestra la tuve frente a mi, viendo pasar frente a su féretro a aquellos amigos que fue haciendo durante su paso por este mundo. Todos deberiamos soltar el llanto sin vergüenza alguna, es una acción que libera a el alma, al espíritu, como las tormentas que van arrastrando todo a su paso y cuando terminan todo aquello que le estorbaba ya no está más.

Es un deleite leer tu columna Rodolfo, Besos

Andrasta Badb

Gaby Maraveles dijo...

Completamente de acuerdo contigo.. como la mayoría de mi género soy de lágrima fácil.. sin embargo tuve una temporada de depresión que me mantuvo sin emociones, cuando oía que tal o cual estaba en depresión, yo pensaba que se sentía triste, pero cuando yo lo experimenté no sentí tristeza..sentí apatía por todo lo que me rodeaba,desgano..¡cómo extrañaba explotar de enojo,de risa y de llanto!.. pero una emoción que provoque llorar o reir.. es tan sana.. tan llena de viva.. riamos.. amemos.. lloremos.... Felicidades por tu columna.. buen inicio de semana.

Rodolfo Naró dijo...

Hola Andrasta,

Cuando escribo de llorar, me refiero no a soltar unas lágrimas, sino realemnte a berrear. Afortunadamente aun no he tenido una muerte cercana, mis padres viven y mis hermanos también. Ya llegará el momento de volver a enfrentarme con mi llanto.

Besos,
Rodolfo

Rodolfo Naró dijo...

Hola Gaby,

el peor estado del ser humano es la depresión, y sólo lo saben quienes la han padecido, ni siquiera las personas cercanas. Además es tan común, pero la gente lo niega. Quizá el llanto sería una buena terapia para comenzar a salir adelante.

De nuevo gracias y besos,
Rodolfo.

Dany Book dijo...

al igual que tu y tantos adultos, tengo mucho de no llorar, Yo como dice una canción de la oreja de van gogh: "tengo el corazon anestesiado"... porque al igual que con el llanto, la mayoría de mis emociones han sido sustituídas por el análisis, la persuación, manipulación, meditación...

me encanto esta chueca!

Besos
Dany

Ix Karvy dijo...

Por fin!!! Esta sí es una de las mejores que te he leído. Y a propósito de lo que recién conversábamos.

Rodolfo Naró dijo...

Hola Dany,

supongo que en las terapias que tu das, habrá mucho llanto, ¿de ahí también se puede aprender? Seguro que tú serás una exceñente profesora de lágrimas.

Besos,
Rodolfo

Rodolfo Naró dijo...

Hola Ix,

celebro mucho que te haya gustado esta Chueca, y más por lo que había platicado respecto a las frustraciones.

besos,
Rodolfo

Lola dijo...

Wow... que interesate entrada!! Justamente fue hoy por la tarde cuando senti que ya no aguantaba mas que todo lo que me estaba pasando ya no lo podria soportar... tenia una cita con mi novio.. con el cual tambien estaba molesta.. cancele la cita, sali de mi casa tome el primer autobus que paso y me fui al parque.. me sente... sintiendo que mis ojos empezarian a soltar lagrimas y que inundaria todo el parque.. por un momento pense en evacuar a todos los que estaban ahi en el parque .. pero .. me fui a un rincon .. me sente en la grama.. baje mi rostro y empeze a llorar y a llorar ... al principio intente soportarlo.. crei que no valia la pena.. pero ciertamente no servia de nada contenerme .
Prefiero llorar ahora que puedo !! que nada me lo impide !!


Gracias x una genial entrada...
saludos

Anónimo dijo...

Lola,
gracias a ti por compartirnos tu llanto, y con valentía narrarlo en este espacio. ¿Alguien se te acercó o trató de consolarte? espero que se haya arreglado el problema con tu novio.

saludos,
Naró

Lola dijo...

Noo ... estuve sentada en ese parque... por aproximadamente 2 horas !!! luego de llorar lo que tenia que llorar... luego de sacar de mi todoo aquella que sentia que ya no soportaba dentro de mi ser.. me quede pensando un poco mas aliviada !
pero no... nadie se acerco !
y gracias ya todo esta mejor !!
no debemos dejar que la tristeza nos domine !!

un nuevo dia un nuevo sol !!
y el sol de este dia me ha sonreido de gran manera !!

creo que tienes razon... llorar deberia ser algo ... facil de hacer algo a lo que le dedikemos tiempo ... !! como un ejercicio de sanacion ..

saludos !!

Rodolfo Naró dijo...

Hola Lola,

qué bueno que te dejaron llorar. Otro lugar muy bueno para eso es el aeropuerto, entre las prisas y las lágrimas ajenas, nadie se da cuentas de las tuyas.

Espero que todo ya vaya mejor. Besos,
Rodolfo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails