jueves, 21 de julio de 2011

Vértebra 33


LA FANTASÍA a veces tiene más certeza que la realidad. Quién me asegura que soy yo el del espejo. La vida adquiere sentido cuando nos mentimos.


www.rodolfonaro.com

2 comentarios:

Susan Urich dijo...

Siempre me descubro pensando sobre estas cosas. Cuando uno se pega un susto, por ejemplo, al ver la rama de un árbol que parece un fantasma, y descubre que no, que no era nada, sino un inocente árbol, niega al susto y niega al fantasma como si no hubieran existido, como si, en su momento, no hubieran logrado ponerte las manos frías. Así pasa con todo. Realidad y ficción coexisten, son una célula indivisible, pienso yo. Un abrazo.

Rodolfo Naró dijo...

Así es Susana, todo está en l amente y en le corazón, en lo que queremos ver aunque frente tengamos lo opuesto. Por eso creo que el único sentido que no existe es el sentido común. Lo que para mi es normal, cotidiano, para ti puede ser una rareza.

Besos,
Rodolfo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails