domingo, 24 de mayo de 2015

Mi gata endemoniada



He creado un monstruo. Recuerdo cuando era pequeña y reclamaba por todo. No pedía, exigía. No lloraba, seducía. Yo la dejaba hacer lo que ella quisiera, sabía que la mal educaba y no me importaba. No le puse límites. He sido un padre consentidor y consecuente. Desde que llegó conmigo, Runa me tomó la medida y quererla ha sido una delicia. Sin embargo, hace un mes llegó Simón de visita y la cotidianidad cambió.

Andrea y yo hemos seguido todo el protocolo de acercamiento entre un gato y otro. Simón ha estado encerrado en una habitación y sólo sale cuando Runa no está a la vista. Poco a poco los hemos presentado, armados con matracas para hacer ruidos estridentes, los dejamos que se acerquen, se huelan y se reconozcan. Al final, Runa empieza por dar el primer zarpazo y Simón huye despavorido. Es un gato gordo y miedoso que corre por toda la casa para salvar el pellejo, hasta que Runa lo alcanza y se arma la pelea.

Nosotros corremos detrás de ellos y hacemos sonar la matraca, ese ruido los espanta y los separa, aunque Runa se queda en guardia, con todos los pelos erizados, resoplando su enojo y maullando de furia. Se siente invadida y no sabe de dispensas, no hay diálogo que valga. Ella es de menor tamaño que Simón, pero su afrenta es mayor. Guarda tan celosamente su casa que la defiende con uñas y dientes, con toda su pequeña valentía.

Los gatos son animales territoriales, solitarios, cazadores natos. Tienen menos tiempo de convivir en hogares con humanos, apenas un poco más de 50 años. Están consideradas las mascotas del futuro, por necesitar menos espacio, menos cuidados y por ser más independientes. Aunque Runa duerme con nosotros, ve la tele con nosotros, nos acompaña a comer arriba de la mesa. Siempre está conmigo mientras escribo, guiando mis letras, ronroneando mis miradas. Ha sido más fiel que un perro guardián.

Hace unos días, en la enésima vez que dejamos salir a Simón para verse con Runa, después de que se hizo el muerto y se desparramó sobre el piso, bajó su respiración y torció los ojos en blanco, Runa descubrió el engaño y se le fue encima. Sus movimientos fueron tan rápidos y agresivos que Simón no alcanzó a huir y panza arriba, volaron pelos y uñas por los aires. Yo, temiendo por él y sin tener cerca ni la matraca ni la toalla que utilizo para separarlos, me metí entre ellos y Runa, poseída por una extraña naturaleza, mordió la mano que le da de comer, la misma que la acaricia y la cepilla todas las mañanas, la misma mano que la acuna para dormir. Yo, desarmado, sólo tuve fuerzas para recordar aquel verso de Sabines: “Nada queda de mí después de este amor”.

 
____________________
Foto: Álbum familiar.
____________________
Rodolfo Naró, Tequila, Jalisco, 1967. Poeta y narrador. Del rojo al púrpura, un clásico de este siglo, vuelve más púrpura que nunca |  www.rodolfonaro.com

7 comentarios:

Alchemywen dijo...

¡Auch! Qué niña tan salvaje, aunque me paso algo similar cuando me encargaron un pero muy huraño y enojón que sólo ladraba por quejarse.

Nunca he tenido un gato, pero sí conozco a una gatita que hasta me gruñó porque olió a mi perro en mi ropa.

¡Qué horror!

Ana Livia Salinas dijo...

No te quiso atacar.
Pero tú lo sabes.
Fue su instinto de defensa. Los gatos no guardan rencor. Siempre te seguirá. Crecí con gatos, y sigo viviendo con gatos. Son súper sensibles. También me gustan los perros, pero amo a los gatos.
Excelente relato con un final que conmueve. Un abrazote querido amigo. ¡Nos vemos en Villa! Ana Livia

盛豐 dijo...

中租汽車超低利率0800772999
車貸網站
汽車貸款超低利
個人徵信線上查詢
私房錢好車貸
銀行汽車貸款
車種不限保證好借‎
汽車貸款中增貸
銀行汽車貸款利率比較

金順賽事分析網 dijo...

戴子郎
戴子郎團隊
戴子郎投資學院
戴子郎的漏洞投資學
戴子郎百家樂
偷拍藝人走光
偷情聊天室
偷拍直播
偷拍裙底直播

美女福利色愛愛直播 dijo...

通博現金板
通博現金網
通博娛樂
通博娛樂城
通博娛樂評價
通博官方
通博被抓
通博評價
博客網

a片成人網站 dijo...

成人文學
美女荷官
試玩老虎機
線上骰子
電影亞洲無碼一夜情
成人交友聊天室
免費a片
85cc成人片
華人影音視訊聊天

成人光碟 dijo...

免費視訊秀短片
情色網
免費視訊聊天
色ut聊天室
免費正妹交友
亂倫小說
靓女黃片
性愛夫妻
熱舞日本影片

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails